A los devotos de Su Santa Faz.

Ver explicación.

Nuestro Señor a su "Pequeña Alma", España 3 de octubre 2001:

(...) Pero las casas bendecidas y donde hay oración y la Presencia de Mi Madre y Mía, esas no serán tocadas por el Séptimo Ángel, por lo que debéis poner en las ventanas y puertas Mi Santa Faz o una Medalla de San Benito bendecidas, pero en las casas de los impíos, no servirán... porque estos objetos religiosos no son amuletos, sino símbolos de vuestra vida en Dios. 

 


 

Nuestro Señor a su "Pequeña Alma",  España 2001:

La estampa de mi Santa Faz en vivo es mi fotografía de Resucitado entre vosotros... el que me mira con amor me consuela y Yo lo miro y le consuelo, no se sentirá solo... y mi Santa Faz lo protegerá de los malignos y los desastres que hay y que vendrán... también la estampa de Jesús de la Misericordia os protegerá y os consolara al mirarla aunque sea una estampa...

 


 

Nuestro Señor a su "Pequeña Alma",  España 2001:  

Esta Santa Faz con los ojos abiertos y reconstruidos por medios electrónicos por los hombres de hoy, es la representación objetiva y plástica del Santo Rostro de mi Divino Hijo Jesucristo Resucitado, de forma que todos podáis mirarlo sin temor y sin necesidad de un don extraordinario, y verlo con vuestros ojos en su imagen de Hombre - Dios Resucitado. Es una gracia más que se os concede en estos días anteriores a su venida intermedia.

Os recomiendo que lo tengáis expuestos y presente en vuestros hogares, en vuestros oratorios y en vuestros altares... y en la oración lo miréis fijamente, como Él nos mira a través de la estampa...

Habladle y amadlo porque es el Santo Rostro humanado de vuestro Salvador y Redentor. Es un prodigio obtenido por el milagro de la Sábana Santa, que se os ha concedido para que podáis ver hoy su Santo Rostro.

(...) Propagad la Santa Faz, y veréis cómo el Ángel del Señor va por delante de vosotros preparándoos los caminos y librándoos de los tropiezos que os pone el enemigo, porque él no puede soportar de ver su Santo Rostro, ni siguiera en una estampa... así como la Cruz y el Crucifijo, por ello procurará por todos los medios de hacerlos desaparecer de su presencia y de la vuestra.

Os bendigo a todos los que veneren el Santo Rostro humanado de mi Divino Hijo, para que os proteja de tantos males como están pasando y van a seguir pasando...

 


 

La virgen a la Madre María Pierina De Micheli, Argentina mayo 1938:

(El Escapulario y la medalla de la Santa Faz llevan en el anverso la imagen del Divino Rostro de Jesús y escrito alrededor: Ilumina Domine Vultum Tuum super nos (Ilumina, Señor, Tu Rostro sobre nosotros); al reverso, una Hostia circundada por unos rayos y con la inscripción: Mane nobiscum Domine (Quédate con nosotros Señor). El Escapulario queda suplido por la medalla con las mismas promesas y favores).

Este escapulario es un arma de defensa, un escudo de fortaleza, una prueba de misericordia que Jesús quiere dar al mundo en estos tiempos de sensualidad y de odio contra Dios y la Iglesia. Los verdaderos apóstoles son pocos. Es necesario un remedio divino y este remedio es el Divino Rostro de Jesús. Todos aquellos que lleven un escapulario como éste y hagan, si es posible, una visita cada martes al Ssmo. Sacramento, para reparar los ultrajes que recibió el Divino Rostro de Jesús durante su Pasión y que recibe cada día en la Eucaristía, serán fortificados en la fe, prontos a defenderla y a superar todas las dificultades internas y externas. Además, tendrán una muerte serena bajo la mirada amable de mi  Divino Hijo.

 


  Sonriendo Volver al Inicio.Sonrisa grande